¿Y qué pasa el día que no puedo sentarme a leer?

Publicado por en en Blog
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 372
  • 3 Comentarios
  • Suscribirse a las actualizaciones

Hoy ha sido una día tan especial; que para temor de algunos, y cotilleo de otros, tengo que contar la razón.

El día que no puedo escribir me siento necesitada de mi misma, pero tiene solución instantánea, sentarme a escribir aunque apenas sean dos versos, o dos párrafos narrativos.

¿Y qué pasa el día que no puedo sentarme a leer?

Bien sabe el que realmente es lector, que para dos versos, o dos párrafos no se sienta uno, pues no van a ser solo dos versos, y si se da el caso caminaras mal humorado por ello.

Siendo yo tan inquieta, pensé anoche en como leer cuando no me era posible, y descubrí el programa de audio libros (que ahora tengo instalado en mi móvil) y compré el cuento “EL PRINCIPITO” y os tengo que reconocer, que lo tengo en papel en mi estantería, pero claro, el tiempo a mí, personalmente no me es dado se sobra, y me falta con severa urgencia.

Gracias al nuevo placer de devoradora de palabras, he sido capaz de hacer hoy todas éstas tareas:

*Hacer un dictado en el que mi nota ha sido nueve sobre diez.

 Reconozco lo poco estético que es, que una autora tenga errores ortográficos, pero por desgracia, los tengo.

*Dar clases de matemáticas

*Hacer la compra

*Almorzar en compañía de mis amistades

*Comer el delicioso cocido de Juan Roca

*Descansar media hora

*Y ya estamos en lo especial de mi día. He logrado leer con los oídos mientras cocinaba un hervido y un bizcocho… el mejor que he cocinado hasta ahora, ya que “EL PRINCIPITO” me hacia reír a carcajadas, aplaudir mientras exclamaba -¡precioso¡- y cuando algo me ponía triste por ser adulta, como dice el cuento, pronto decía algo para aliviar.

*Y no nos olvidemos, que escribir lo estoy haciendo este mismo momento. 




Posdata: os dejo una imagen de mi bizcocho. 

Última modificación en
0

Comentarios

  • Invitado
    Alvaro Miércoles, 25 Febrero 2015

    Yo no me siento para leer.

    Querida Princesa del Poema,
    Yo nunca me siento para leer; ando leyendo todo el tiempo porque, como dijo alguien, leer es andar y andar es leer. Me lo enseñó un padre Salesiano muy sabio, Don Joaquín que lo sigue practicando a sus 93 años!!!

  • Maria del Pilar Herrero
    Maria del Pilar Herrero Jueves, 26 Febrero 2015

    Querido Alvaro.

    Palabras sabias, y actos prácticos.
    Pero en ocasiones, yo, siento la necesidad de vivir algo ajeno a mi misma.
    Cuando escribes, todo lo que creas son palabras que tienen tu firma propia, y a veces lo que lees en el aire, tambien esta bajo la firma de tu mirad... y llenarse de ello esta bien, pero saber descargarse esta mejor.

  • Maria del Pilar Herrero
    Maria del Pilar Herrero Jueves, 26 Febrero 2015

    Querido Alvaro.

    Palabras sabias, y actos prácticos.
    Pero en ocasiones, yo, siento la necesidad de vivir algo ajeno a mi misma.
    Cuando escribes, todo lo que creas son palabras que tienen tu firma propia, y a veces lo que lees en el aire, tambien esta bajo la firma de tu mirad... y llenarse de ello esta bien, pero saber descargarse esta mejor.

Deja tu comentario

Invitado Lunes, 18 Diciembre 2017
Usted está aquí: Inicio Maria del Pilar Herrero ¿Y qué pasa el día que no puedo sentarme a leer?