Un niño muere en la inmensa cuidad.

Publicado por en en Blog
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 383
  • 0 Comentarios
  • Suscribirse a las actualizaciones

 b2ap3_thumbnail_muerto.jpgUn niño  muere en la inmensa ciudad.

 

Cuando pasea frente a mi calle mirar no puedo evitar,

hambriento y apenas vestifo me aterroriza cada vez más...

 

Sus andares son lentos, porque no sabe a dónde irá a parar,

sus ojos son negros y perdidos en la inmensa ciudad.

 

¿No habrá nadie que le dé cobijo bajo un techo de metal?

¿No habrá humano que le dé calor para que deje de tiritar?

 

Yo reconozco que a nadie puedo juzgar,

pues no le doy un techo donde pueda jugar,

pero tampoco tengo dinero para poderlo gastar,

pues soy una persona luchadora en este inmensa oscuridad.

 

A veces le escucho desde lejos supirar, 

pues por un  trozo de pan este niño podría hasta matar,

otras veces le veo alimentar a mascotas que como el tienen demasiada libertad.

 

Es dificil llegar a comprender,

que el niño pobre alimente dejando atras el deseo de poderse alimentar,

mientras otras personas poderosas no paran de derrochar,

sin darse cuenta ni siquiera se paran a pensar que un niño muere en la inmensa ciudad.

 

Extraído del poemario Sentimiento puro, que pronto publicará su tercera edición. 

 

 

Última modificación en
0

Comentarios

  • No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

Deja tu comentario

Invitado Viernes, 15 Diciembre 2017
Usted está aquí: Inicio Maria del Pilar Herrero Un niño muere en la inmensa cuidad.