Tampoco ha variado, ni me ha abandonado el olor a incienso de mi escritorio. Yo, no he abandonado a mi bello ser impregnado en esa silla y esa mesa, que mudanza tras mudanza he rescatado conmigo.

Publicado por en en Blog
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 338
  • 0 Comentarios
  • Suscribirse a las actualizaciones

Buenas noches, he tenido hoy la tarea de reeler los primeros poemas que publique;(no los primeros que escribí) para hacer la selección de los que leería en el evento que se realizará en el próximo mes de Diciembre.

Y que decir, de la sorpresa de recordar con exactitud en que momento y donde escribí uno de los poemas, reconocer la inocencia aun más inocente que ahora, ver que buscaba cosas tan simples como las que ahora sueño, con la diferencia especial de que, aun lo deseaba con una nobleza menos dolorida.

Y que sonreír mas emotivo me ha sacado mi yo de hace varios años, a mi yo de hoy, que vivo en otro hogar, que escribo algo mas complicado, que trabajo para poder sobrevivir en este mundo de economías a veces, poco justificadas, y que dulce sabe ver que los deseos continúan siendo los mismos, que mi inocencia sigue latiendo bajo las corazas que se van forjando con los días vividos.

Y que mensajes mas hermosos mi yo de antaño me ha entregado hoy, haciéndome ver que lo eterno siempre puede morir, pero nunca del todo, siempre continua, en el fondo, esperando que le toques aunque solo sea con un soplo.

Tampoco ha variado, ni me ha abandonado el olor a incienso de mi escritorio.
Yo, no he abandonado a mi bello ser impregnado en esa silla y esa mesa, que mudanza tras mudanza he rescatado conmigo.
 

Última modificación en
0

Comentarios

  • No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

Deja tu comentario

Invitado Lunes, 18 Diciembre 2017
Usted está aquí: Inicio Maria del Pilar Herrero Tampoco ha variado, ni me ha abandonado el olor a incienso de mi escritorio. Yo, no he abandonado a mi bello ser impregnado en esa silla y esa mesa, que mudanza tras mudanza he rescatado conmigo.