Mi vida, pequeña.

Publicado por en en Blog
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 443
  • 0 Comentarios
  • Suscribirse a las actualizaciones

 

Escribir un poema en estos depertares es poca cosa

sin verte te encuentro escuchandome,

sin tocar ,  sin que toques mi piel tostada

tocas mis nervios...

 

¿Unos ojitos marrón miel?

o tal vez, pardos

 como los de papá en días soleados;

vestidos amarrillos y zapatos blancos

o quizás, camisa azul y pantalón bies.

 

Pero no me importa que colorido habrá en tu armario,

tampoco que tu presencia se haga acopio en el amanecer,

o tus enfados en las noches…

 

Solo Dios me guarda para guardarte

y te pido que luches a mi lado,

no soportes mi estrés, ni mis penas;

regocíjate en la alegría y el amor de los días en mi,

y cuando mamá esta triste o cansada tu haces descansar.

 

 Como cambia la existencia cuando estas aquí.

 

Has puesto cortinas rosas en mis ventanas

y rosales de todos los colores en mis sueños

y es que, si antes usaba espadas

ahora tengo armaduras mas fuertes;

y te vi

y me viste,

te siento

y me sientes,

y hoy desperté tarareando cuya canción la abuela me cantaba al despertar.

Última modificación en
0

Comentarios

  • No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

Deja tu comentario

Invitado Viernes, 15 Diciembre 2017
Usted está aquí: Inicio Maria del Pilar Herrero Mi vida, pequeña.