Jamás me he dado cuenta de esto, pero he de decir, que he caído en la cuenta, de que soy una de esas tantas personas, de las que se suelen decir: -son un bicho raro.

Publicado por en en Blog
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 709
  • 0 Comentarios
  • Suscribirse a las actualizaciones

No conocía la razon de la soledad en los aspectos grandes; es decir, siempre he sido una persona altamente social, yo me siento intuitiva, me gusta mirar en los ojos ajenos, y en sus gestos, pero, con forme están pasando los años, mis amistades se han cerrado en un casi nulo, y la comprensión dada, a penas es recibida.

Mi mundo, básicamente, se esta reduciendo a las cosas que yo misma he dado mas importancia,  y estoy halagada de tener lo que pienso, me sostiene, quizás no sea lógico, ni siquiera en mi propio pensar, que la realidad de mis días, a parte de las obligaciones irremediables, como el empleo que te da de comer, o las tareas de un hogar, he cambiado mi tiempo libre, de salir hacer un poco la loca, por escribir, el tiempo de ver la tele, por leer, el tiempo de jugar a las videoconsolas por escribir, el de llamar aquella persona que luego jamás me llama a mí, por el de leer… y así sucesivamente.

Mi  mundo se ha cerrado en unas únicas cosas:

la familia más cercana, mi amor entra ya en familia;

la lectura, mi maestra;

la escritura, lo mas importante junto la familia;

digamos que dos, o tres amigos, que sólo puedo ver una vez al mes o cada dos, pues necesito tiempo para mis letras, y gracias a Dios, por eso siguen siendo amigos, porque lo comprenden.

Jamás me he dado cuenta de esto, pero he de decir, que he caído en la cuenta, de que soy una de esas tantas personas, de las que se suelen decir:

-son un bicho raro.

Última modificación en
0

Comentarios

  • No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

Deja tu comentario

Invitado Viernes, 15 Diciembre 2017
Usted está aquí: Inicio Maria del Pilar Herrero Jamás me he dado cuenta de esto, pero he de decir, que he caído en la cuenta, de que soy una de esas tantas personas, de las que se suelen decir: -son un bicho raro.