69 III

Con guantes de látex acaricio el sentimiento

mudo que calla.

 

Araña,

y no hace sangre

mi lastimar alegre en cadena de papel.

 

Se dibuja sugerente,

despacio desnuda mis manos;

erizada queda la tez,

que redondeando lo invisible siente

peso sin pesar.

Y la envoltura fría de mi piel

se torna caliente;

energía en las mejillas despierta.

Última modificación en
Visitas: 1203
0

Publicado por en en Blog
Amor entre el mismo sexo.

Ojos miel con verde matiz,

pozos sin fin de hermosuras,

elegante sabiduría en sus brillos;

dulzura

es que la dulzura incluso le sobra...

 

Y son sus ojos miel, las alas de mi ángel,

eterno en mi sangre de letras;

efímero en el suelo de aguas y tierras.

 

Enamoramiento particular es el mío,

sin espanto, ni queriendo ojos miel;

que si están esquivo muda

y, si no están, busco imaginando su ternura.

 

¿Y qué dirán?,

sí, ¿Qué dirán

cuando en la mesa navideña diga…

es mi acompañante fiel, breve y eterna?

 

¿Qué dirán?,

sí, ¿Qué dirán

cuando en nuestra foto encuentren dos faldas?

 

¿Y qué pensarán aun sin vernos

cuando bese yo sus tersos labios,

sin saber qué hacer en su entrepierna de mujer?

¿Y cómo pude?

¿Y cómo fue?

Un amar así

en el que los vestidos sean compartidos.

 

No pude remediar enamorarme,

pero igual de mujer me siento;

admiradora de sus pechos,

cintura fina sobre caderas…

Y es que, sin quererlo, yo me encontré

gozando sin reproches en el espejo de mi ser.

Última modificación en
Visitas: 922
0

Publicado por en en Blog

 A tan solo un paso,

una caricia y una mirada.

Corren los sueños como una lágrima;

cascadas que no abrazan el mañana

quietas,

heladas

te esperan.

 

Yo

te espero.

 

En las manos mi órgano vital;

en sueños tristezas infligidas son

blancas gaviotas surcando mi cielo.

 

Y el miedo,

¿qué es el miedo, amor mío?.

 

Todos los derechos reservados.

 

Última modificación en
Visitas: 1235
0

Publicado por en en Blog

Buenas noches, dedico esta frase a todos vosotros, amigos de letras una frase muy antigua y conocida:

 

Cuatro angelitos cuidan tu cama;

dos en los pies y dos en la almohada.

 

Esta frase me la decía mi abuela Encarna Herrero, y yo se la digo a mi hija cada día, cada vez que duerme, pero yo cambio lo de Cuna por cama, y le digo que vienen a cuidar sus sueños para que se cumplan mañana, y queda así:

 

Cuatro angelitos cuidan tu cuna

dos en los pies y dos en la almohada,

cuidan de tus sueños

para que se cumplan mañana.

 

¿Quien fue el creador de los angelitos que cuidan camas?

Última modificación en
Visitas: 1289
0

Publicado por en en Blog

No pretendo que me piropees cuando me tienes.

 

Lo que cuenta es otra cosa, lo que cuenta es que me sueñes cada noche, y me anheles cada amanecer, aunque hayan pasados años, o tan sólo segundos, desde aquella última vez.

 

Feliz semana.

Última modificación en
Visitas: 339
0
Usted está aquí: Inicio Categorías Blog