Publicado por en en Blog
Yo, por tí...

En la noche perdida

prenderé una estrella amiga,

en la inexperta soledad

inventaré una ilusión que pronto harás tuya.

Nunca te haré una promesa,

la autenticidad no expresa;

es algo que nace insonoro.

Es oculto con luz.

Última modificación en

Publicado por en en Blog

Buenas noches.

Desde aquí, un abrazo, aunque de poco les consuele, a las vistas del terrorismo de Bruselas, entre otras.

Última modificación en
Visitas: 1124
0
Aquí esta por fin el  "famoso poema" que dio inspiración al cuento -UN CLAVEL EN EL DESIERTO-

Como recordareís, me preguntasteis en los eventos de mi cuento, porque había creado el mismo.
 

Os dije que tenía un poema que había escrito antaño, y del cual pensé:

-Tiene mas forma.

Es obvio, que el árbol, es el clavel, y muchos otros símbolos cambian. Pero el mensaje es el mismo, y sale en mi próximo poemario... -LLUVIA QUE NO MOJA-.
Y hoy, he decidido compartirlo con todos vosotros.

Espero opiniones.

Gracias.

Un manto de arena en manos del viento

y nada más, en el desierto de mis raíces

ocultas por las pieles desvanecidas.

 

Se acerca la noche

la voz del silencio

y la despedida de la vida.

 

Cuento suspiros de almas frías y sueño…

sus huellas se marcan a lo lejos

y son sus manos pozos llenos;

lenta se arrodilla ante mi tronco

brotan de sus ojos las aguas

hasta mi corazón anhelante.

 

De su llanto enamorado yo bebí

y mi soledad se emocionó…

Última modificación en
Visitas: 1165
0

Publicado por en en Blog
Poema de la canción, -A ese ángel-.

Buenos días.

Para darle entrada al fin de semana, os  voy a dejar el poema en el que se inspiró Andrés Giménez Rodríguez, para su canción, -A ese ángel-.

El poema, pertenece al libro, -Lluvia que no moja- Muy pronto a la venta.

 

María del Pilar Herrero Martínez

XLI 

 

En mis brazos lloras con el alma herida

te abrazo en mi pecho y silencias con sonrisas;

se llena el cuarto de amor cuando me miras

y siento yo, morir. 

 

La oscuridad de la estancia inunda mis ojos,

prendo la bombilla en la lamparita azul

¿Y, ahora? Canta mi voz rota. 

 

No te hallo entre las sábanas blancas y frías,

no te arropan mis brazos vacíos. 

 

Y qué triste es el despertar,

caminando de puntillas, aunque él ya no está.

Apoyo mis manos en tu moisés

mezo el oxígeno de tu espíritu. 

 

Qué mala madre fui, te ruego perdón

el único llanto audible es

el vaivén de la madera contra el suelo helado.

Te dejé con el diablo,

cinco minutos eran suficientes,

Satán te tomó y Satán te llevó. 

 

Sus golpes en mí no eran veneno,

su crueldad en mis oídos no eran fuego;

los moratones se pueden ocultar bajo el vaquero,

la inseguridad bajo el maquillaje en el espejo. 

 

Pero cuando el ángel llegó era tarde

y él me envenenó eterna en la hoguera insaciable,

dejando amoratada mi alma, agotado el cosmético;

rotos los reflejos y sordos mis oídos. 

 

Él ya no está en casa pequeña,

pero aún temo que tu llanto le altere. 

 

Cada noche a la misma hora

acudes a mis sueños con tu sentir,

y yo en tu moisés me pierdo.

Es el amanecer quien me devuelve

con el sonar de timbre y la abuela en la puerta. 

https://www.youtube.com/watch?v=a7E7wr-rjmM 

 

 

Última modificación en
Visitas: 509
0

Publicado por en en Blog

b2ap3_thumbnail_PORTADA_LLUVIA.jpg

Última modificación en
Visitas: 279
0
Usted está aquí: Inicio Categorías Blog